Propiedades del té blanco

El te blanco es una de las cinco categorías que existen del té: blanco, te verde, negro, te rojo y oolong o llamado también te azul

Lo que diferencia al té blanco del resto de los tes es que se produce con los brotes y las hojas de la primera cosecha de la Camelia Sinensis o árbol del té.

Es decir, sólo se utilizan las hojas y los brotes más tiernos del árbol del té

Ello que la concentración de polifenoles sea hasta tres veces mas alta que en el té verde y un bajo contenido en teína , en general menor que en el resto de los tes,

Los polifenoles se considera un potente antioxidante muy conocido por aumentar las defensas del organismos y neutralizar la actividad de los radicales libres.

Los radicales libres causan una oxidación de las células que, en ocasiones, pueden provocar cáncer. Gracias a estos polifenoles se neutraliza la acción de los radicales libres. 

Por ellos  el té blanco ha sido descubierto recientemente como el antioxidante más potente de la naturaleza.

Beneficios del té blanco

El té blanco es el te mas delicado y saludable de todos los tés u sus mas importantes beneficios son:

Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Previene los infartos. 

Disminuye los niveles de colesterol en la sangre, sobretodo la lipoproteína de baja densidad (LDL). 

Protege la dentadura de las caries. 

Previene infecciones. 

Combate la fatiga. 

Estimula las defensas y el funcionamiento mental. 

Evita el paso del azúcar a la sangre. 

Bebida natural que no engorda, no contienen azúcar ni calorías. 

Junto a su poder adelgazante, el té blanco acelera el metabolismo, favoreciendo la reducción de grasa corporal y colesterol. Depurador, desintoxicante, estimula también las secreciones digestivas, con lo que facilita la digestión de los alimentos grasos.

Es mucho mas eficaz contra el envejecimiento celular que el te verde , incluso 14 veces mas potente que un vaso de zumo de naranja.


El auténtico té blanco no contiene conservantes ni colorantes por lo que su consumo no está contraindicado en ningún caso (salvo casos puntuales de alergia). Además el té blanco es el que menos cafeína contiene, la mitad que el té verde. Es decir puedes convertirlo en un sustituto del café mucho más relajante.

Existen estudios no suficiente contrastados que indican que el consumo de te blanco es una medida natural de intentar combatir el cáncer. Estos estudios indican que posee numerosas propiedades anticancerígenas, debido a su potentísimo efecto antioxidante puede protege contra las mutaciones del ADN (etapas primeras del cancer) así como de la célula Langerhans, generada en la piel expuesta al sol, que permite evitar el cáncer de piel al crear una barrera a modo de escudo inmunológico. Asimismo los polifenoles del té, parecen bloquear la formación de tumores malignos en la piel actuando tras la permanencia prolongada de la misma al sol.

TEACUP no ha podido contrastar esta información y siempre recomendamos seguir las pautas de tus médicos ya que sólo ellos conocen en profundidad lo que tu cuerpo necesita en cada momento.

Preparación del té blanco

Utilizar agua mineral o de bajo contenido en sales y calentarla sin llegar a hervir. Dejarla enfriar hasta unos 65-70 grados y añadir unos 2 gramos para 250 ml. El tiempo medio de infusión depende de cada tipo de producto pero en general es inferior al te verde si no quieres que tenga sabor amargo o astringente.

Dieta del té blanco

Tomar entre 3 y 4 tazas diarias de té. El té blanco contiene elementos que ayudan a quemar las celulas grasas.

 

Comprar té blanco